Ante la advertencia de organizaciones de Defensa del Consumidor por el reciente aumento del peaje en la autopista Rosario-Córdoba, el senador nacional Rubén Giustiniani presentó un proyecto de comunicación solicitando que el Poder Ejecutivo Nacional a través del OCCOVI y de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación, brinde informes en relación al nuevo cuadro tarifario.

Giustiniani reclamó a los órganos de control que informen al Congreso si hubo alguna autorización que habilitara al concesionario para aplicar dichos aumentos y, en su caso, las razones que justificaron la excepción a lo dispuesto en los pliegos contractuales. “Llama la atención no sólo el aumento sino la oportunidad en que se implementó, en medio de un feriado que se caracterizó por un movimiento extraordinario de vehículos, sin cumplirse la obligación del prestador del servicio de dar publicidad suficiente y con la debida antelación a los usuarios”, sostuvo el legislador santafesino.  El proyecto pide informes sobre:

  • Si existió autorización para ajustar la tarifa en términos diferentes a lo estipulado en el Pliego de Especificaciones Técnicas Particulares del Corredor Vial N° 5.

  • En caso afirmativo, cuáles fueron los fundamentos para justificar que pese a que el contrato establecía que la nueva tarifa vigente desde el 1° de enero de 2012 debía ser de $4,50 en las estaciones de Carcarañá y James Carik, el concesionario está cobrando un peaje de $5.

  • Razones por las cuales el nuevo marco tarifario entró en vigencia el sábado 7 de abril durante el feriado de Semana Santa.

  • Medidas adoptadas para exigir que el concesionario cumpla con la obligación de informar a los usuarios prevista en la Ley de Defensa del Consumidor, y sanciones previstas ante el manifiesto incumplimiento de dicha obligación.