El proyecto de ley  para eliminar el IVA de la canasta de alimentos fue presentado por el senador nacional Rubén Giustiniani y está orientado a garantizar una baja en los precios de los productos esenciales de la mesa de todos los argentinos.

Con esta medida, se logrará quitar presión inflacionaria sobre la canasta básica alimentaria y una mayor justicia tributaria, ya que de cada 100 pesos que gastan en alimentos los sectores populares, jubilados y pensionados, 21 pesos corresponden al IVA.

Por ejemplo, 1 kg de yerba mate que hoy se encuentra en las góndolas a 37 pesos pasaría a costar  29,23 pesos; 1 kg de harina de 8,90 a 7 pesos; y una lata de tomate de 8,45 a 6,67 pesos.

Una medida similar fue adoptada por la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff,  el pasado año como herramienta anti inflacionaria y de justicia social.

Para conocer más sobre el alcance de este proyecto y sumarse a la campaña, se puede ingresar a: