Soy un bloque de texto. Haz clic en el botón Editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Fuente: Diario Castellanos

El legislador, quien aspira a la reelección para una banca en la Cámara de Diputados provincial, visitó CASTELLANOS en el marco de una gira por la región.

Cuando el diputado nacional Rubén Giustiniani advierte que «hay que frenar los tarifazos», se puede asegurar que no se trata de una consigna de campaña solamente. Quien ha venido siguiendo la tarea legislativa de Giustiniani y de su compañera de banca en el bloque Igualdad y Participación, Silvia Augsburger, puede recordar, por ejemplo, la presentación de un proyecto de Ley Marco Regulatoria de Servicios Públicos, regular los servicios de luz, agua, gas y transporte, imponiéndole un tope a los incrementos de tarifas para que no puedan aumentar por encima de las paritarias, dándole más participación y derechos a los usuarios y obligando a las compañías a realizar más inversiones para prestar un mejor servicio.

Ayer, en el marco de una gira proselitista que lo llevó por distintas localidades del centro norte provincial, Giustiniani visitó la redacción de CASTELLANOS junto a Augsburger y la rafaelina Rosita Ambroggi, candidatas en tercero y quinto lugar respectivamente en el listado de candidatos a diputados provinciales que encabeza Giustiniani. Y el legislador volvió a la carga sobre el tema, al que consideró «clave para la economía familiar y del país».
«Las tarifas deben ser justas y razonables, no deben aumentar por encima de los salarios, la inflación y las jubilaciones. Y cuando se producen incrementos que duplican y hasta triplican los parámetros económicos mencionados, se produce un efecto altamente nocivo para la economía familiar, porque quita poder adquisitivo; y peor aún para la economía nacional, porque profundiza la recesión», resaltó.
Para Giustiniani, el impacto en la economía «es total. No se pueden sostener los costos fijos en los comercios y las pymes industriales. Hay pérdidas de empleo por goteo en muchos casos, y en otros suspensiones masivas, despidos, y hasta cierres de fábricas. El tema de los servicios públicos es estratégico».
En ese contexto, el legislador recordó que «el Gobierno provincial ha ido en la misma dirección que el Gobierno nacional. El ejemplo lo tenemos este año: en enero aumentó la EPE por su cuenta, invocando el aumento de sus propios costos, 20% en ese mes. En febrero aumentó 19,7% CAMME SA, el mayorista nacional, y eso también se trasladó directamente a la factura de la EPE . Y en marzo volvió a aumentar la EPE otro 9,7%. Es decir: en una provincia como Santa Fe, que tuvo superávit fiscal el año pasado, la EPE hubiera podido demostrar a los santafesinos que se podía hacer una cosa distinta a lo que hizo el Gobierno nacional».
Giustiniani recordó que «en Santa Fe nunca hubo atraso tarifario, siempre pagamos mucho más caro que los usuarios de Buenos Aires. Y la Provincia podría constituir un fondo, como propusimos nosotros, para absorber los tarifazos nacionales. En el caso del agua pasa lo mismo, y siempre se pagaron aumentos que duplicaron o triplicaron a la inflación». «El Gobierno de Santa Fe acompañó sin fisuras la política tarifazos del Gobierno nacional», sentenció Giustiniani.

Educación y otros temas

Además, el legislador provincial que aspira a la renovación de su mandato, planteó el deseo de «continuar con una tarea que iniciamos con Silvia Augsburguer en el tema educativo. Hicimos la campaña electoral anterior asumiendo un compromiso con los santafesinos sosteniendo que era una vergüenza que Santa Fe fuera la única provincia del país sin ley provincial de Educación. A mi me tocó como senador nacional trabajar muy fuertemente por la ley de educación nacional, que fue un paso adelante, y desde la Comisión de Educación, en estos tres años y medio, logramos demostrar que en Santa Fe, en esta materia, no hay grietas».

Así, explicó que «articulamos el proyecto nuestro, lo integramos con cuatro proyectos de distintas bancadas, más el que envió el Ejecutivo, y sacamos un muy buen proyecto con media sanción legislativa, para tener una ley provincial que esperamos que el Senado haga ley».
Por su parte, Augsburger se refirió a la inserción de la mujer en la política santafesina. «La agenda de la mujer tomó relevancia a partir del #NiUnaMenos, y hay una demanda muy fuerte al Estado de terminar con la violencia hacia las mujeres. Nosotros hemos planteado la necesidad de contar con un fondo permanente para la atención de la violencia, de modo que no dependa del gobierno de turno. Además, la necesidad de que varones y mujeres participen con paridad de género no solo en la Legislatura, sino también en el Poder Ejecutivo y en el Judicial. Las decisiones del Estado siguen siendo resueltas y decididas por los hombres, y cuando ésto sucede, el varón de naturaleza violenta lo percibe en su casa, donde impone la misma regla de juego: en casa manda él. Y eso es un mal mensaje».
Rosita Ambroggi -quien en Rafaela preside un Centro de Jubilados provincial- lamentó la situación que atraviesan los afiliados al IAPOS, que «en nuestra ciudad tienen servicios muy deficientes respecto a los que se prestan en el resto de la Provincia, y esto también tenemos que ayudar a resolverlo».
La cuestión de la seguridad fue otro de los temas abordados por el candidato, quien recordó que Igualdad y Participación propone, entre otras soluciones, la creación de Tribunales Provinciales con especialidad en materia de narcotráfico, junto con presentación de la Ley de Decomiso de Narcotráfico y Corrupción. Esta ley permite que durante el juicio a las personas imputadas por asuntos de narcotráfico se puedan decomisar los bienes que han obtenido por dicha actividad ilegal. Estos bienes se transfieren a un fondo especial administrado por el Estado para destinar a educación, a la asistencia de víctimas del narcotráfico y a mejorar el equipamiento de la policía